Miraildes Maciel. Wikipedia

Miraildes Maciel Mota (Formiga) es brasileña, tiene 41 años y está haciendo historia en el futbol competitivo. El 9 de junio se convirtió en la futbolista que ha jugado en más Campeonatos Mundiales de la historia: un total de siete. Actualmente es la deportista más longeva que compite en torneos femeninos de alta competición. Había decidido retirase de la selección Brasileña en 2016 para “dejar espacio a las demás jugadoras”, pero decidió regresar para luchar por unas mejores condiciones para las mujeres futbolistas de su país. Señala que necesitan más atención, respeto, más fondos y también recursos.

Su recorrido competitivo comenzó desde muy joven. Apenas contaba 7 años cuando destacaba en las calles de su barrio natal. La futbolista destaca en una entrevista en el New York Times que su madre siempre la apoyó pese a las oposiciones de sus tres hermanos. Su estilo de juego llamó la atención cuando era adolescente, y disputó su primer partido con la selección Brasileña cuando tenía 17 años. La llamaron “Formiga” (hormiga, en portugués) por su juego tenaz y nada egoísta, hace que “el total del equipo es más que la suma de sus partes”.

Muy comprometida con el futuro del fútbol femenino brasileño, Miraildes destaca que actualmente hay más equipos en la liga femenina, más campeonatos y también más mujeres que quieren jugar que cuando ella comenzó su carrera. Sin embargo, las pocas estructuras y oportunidades dificultan que las chicas puedan entrenar y llegar a lo más alto. “Formiga” ha alargado su contrato con el Paris Saint-Germain y piensa en el futuro. Cuando se retire, le gustaría entrenar a futuras generaciones de mujeres futbolistas, teniendo muy claro que ella sola no puede cambiar el deporte pero puede ayudar al equipo, “y eso hará”.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación