Lori Gillbert Kaye // Facebook

El pasado sábado, la celebración de la pascua judía, la semana en que se celebra la liberación de la esclavitud en Egipto y uno de los días más especiales del calendario judío, fue interrumpida por un crimen de odio en una sinagoga de Poway, localidad cercana a San Diego, EE.UU.

Todo parecía ir con normalidad hasta que entró un joven de 19 años de ideas supremacistas con la intención de disparar a las personas presentes. Cuando entró con el arma, el rabí intentó dialogar con el joven para parar la violencia, pero su respuesta al diálogo fue disparar al rabí. Lori Gilbert Kaye saltó para proteger al rabí de Poway y fue lamentablemente asesinada por el joven, el rabí resultó herido pero vivo. Lori Gilbert era una mujer judía de 60 años muy querida por su comunidad. Los tweets no cesan de alabar la heroicidad de Lori y condenar la cobardía del autor del crimen de odio.  Hay un hashtag activo #LoriGilbertKaye, con el objetivo de mantener su memoria.

Otro de los testigos presentes, con experiencia en el ejército, decidió actuar y avisar a los demás que se pusieran a salvo en el suelo. Ante esta orden, el joven se asustó y salió corriendo, pero fue atrapado. En estos momentos está bajo custodia de la policía. El mismo testimonio se refirió al joven como un cobarde.Y es que no hay mayor cobardía que la del uso de la violencia ante una comunidad pacífica que está celebrando una ceremonia religiosa.

En esta ocasión, los indicios de los que se ha informado no apuntan a ninguna red terrorista. Las autoridades policiales han identificado el ataque como un crimen de odio, en el que desgraciadamente ha perdido la vida Lori Gilbert y otras personas han sido heridas.

Las declaraciones de solidaridad de personas de diversas religiones y opciones políticas siguen publicándose sin cesar. La tolerancia 0 ante cualquier tipo de violencia en cualquier tipo de espacio público y privado  depende también del rechazo activo en todas las interacciones, desde las más públicas hasta las más personales.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación