Tara Fares (Instagram)

Calificada como una “caza de brujas moderna” por la iraquí Zainab Salbi, líder del instituto Women for Women International en Washington, Irak está viviendo una oleada de asesinatos de mujeres con un perfil público, según informa eldiario.es. Las cuatro mujeres asesinadas comparten un estilo de vida parecido: en una sociedad conservadora, las cuatro defendían las libertades de la mujer.

El primer ministro iraquí en funciones, Haider al Abadi, ha reconocido públicamente los elementos comunes de todas las mujeres asesinadas, famosas e influencers, con perfiles públicos en redes sociales y cientos de miles de seguidores. Pero la impunidad con la que actúan los asesinos es estremecedora. Tara Fares, de 22 años, ha sido asesinada a plena luz del día cuando un hombre se ha acercado a su coche y le ha disparado en plena calle de Bagdad. Tan solo dos días después del asesinato de Su’ad al Ali, activista por los derechos de las mujeres.

Estos eran ya el tercer y cuarto asesinato. Rafeef al Yaseri y Rasha al Hassan fueron asesinadas este mismo agosto. Las amenazas por hacer uso de sus libertades van en aumento, tal y como ha denunciado Miss Irak 2015, Shimaa Qasim, con un demoledor vídeo en sus redes sociales rogando que cesen las fotografías y amenazas de muerte y sentenciando que “no somos prostitutas, solo queremos vivir en paz”. Una paz y libertad buscada individualmente que favorece a todo el colectivo de mujeres iraquíes que ansían también su libertad.

Secciones: Culturas Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación