.

Mujeres en un evento organizado por UK Parliament / Flickr

Tras la decisión de Gran Bretaña de separarse de la Unión Europea, más de 2.300 miembros académicos renuncian a sus cargos en las universidades por la inseguridad e inestabilidad de la situación laboral, tal y como informa el diario Independent. Esta posible fuga de personal académico británicos, llamada Brexodus, ha obligado a la Primera Ministra Theresa May a hacer un llamamiento a la calma y a la espera por conocer las consecuencias que supone la marcha de Gran Bretaña del bloque europeo.

El recelo con el que parte del personal académico mira el futuro en las instituciones universitarias se centra principalmente en los posibles cambios relativos a las normativas de inmigración. El Brexodus, dibujando una clara incertidumbre, queda recogido en cifras: en tan solo un año -2015-2016- ha aumentado un 10% (de 2.130 personas) la salida de personal académico europeo de las instituciones británicas. Por ejemplo, la Universidad de Oxford sufrió una salida de 230 miembros en el 2015-16 ante los 171 registradas en el curso académico 2014-15.

De las inquietudes más compartidas entre el personal investigador novel, además de la regulación migratoria, son la validez de sus expedientes académicos o también el acceso a las becas de investigación europeas.

Frente a esta situación Maike Bohn, ciudadana alemana que trabajó en la Universidad de Bristol y la Saïd Business School en Oxford es ahora portavoz del movimiento the3million. Bohn está luchando por los derechos de la ciudadanía, contra para frenar el malestar que genera la situación del Brexit para el futuro de muchos académicos y académicas en este caso.

Por otra parte, Layla Moran, del Partido Liberal Demócrata, sostiene que es alarmante el hecho de que el personal académico abandone las universidades, lo que demuestra que el Brexodus es perjudicial para Gran Bretaña. La salida de Europa conlleva la pérdida de los programas Horizon2020 y Erasmus entre otros.

Layla Moran es la primera parlamentaria británica de ascendencia palestina y la primera diputada liberal demócrata que procede de minorías culturales. Actualmente se ha convertido en una de les portavoces que pone en cuestión el Brexit ya que puede poner en riesgo no solo el sistema educativo sino todo el sistema social británico.

Secciones: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + trece =