ONU Mujeres se une a sobrevivientes, activistas, gobiernos, representantes de la sociedad civil y del sistema de las Naciones Unidas para resaltar la necesidad de financiamiento, servicios esenciales, prevención y datos que respalden respuestas más fundamentadas.

Aquí tienes diez maneras de lograr un cambio de manera segura y efectiva.

Escucha y cree a las sobrevivientes: es importante recordar que, al abordar casos de violencia sexual, la sobriedad, la vestimenta y la sexualidad de la víctima son irrelevantes. El único responsable de la agresión es el agresor, quien debe asumir la responsabilidad por sus acciones. Rechaza la culpabilización de la víctima y desafía la idea de que las mujeres deben evitar situaciones que se consideren “peligrosas” según estándares tradicionales.

Las sobrevivientes están hablando más fuerte que nunca, y todos podemos hacer algo para garantizar que se haga justicia.

No preguntes: “¿Por qué no te fuiste?”

Di: “Te escuchamos. Te creemos. Estamos contigo”.

Educa a la próxima generación y aprende de ella:  Es crucial hablar con niños y niñas sobre el consentimiento, la autonomía física y la responsabilidad sobre sus acciones de manera adecuada para su edad. Por ejemplo, explica la importancia de obtener un “sí” claro de todas las partes involucradas, el hecho de que sus cuerpos les pertenecen y que cada uno toma decisiones sobre su cuerpo, así como la necesidad de asumir la responsabilidad de nuestras acciones. Escuchar sus experiencias en el mundo también es crucial. Al proporcionar información a jóvenes activistas y educarlos sobre los derechos de las mujeres, podemos construir un futuro mejor para todos.

Exige respuestas y servicios adecuados: Los servicios para sobrevivientes son esenciales. Esto implica que las sobrevivientes de violencia de género deben tener acceso a refugios, líneas telefónicas de ayuda, asesoramiento y todo el apoyo necesario, incluso durante la pandemia de coronavirus.

Comprende el consentimiento: En lugar de aceptar un “no”, asegúrate de obtener un “sí” activo de todas las personas involucradas. Incorpora el consentimiento claro en tu vida y habla de ello.

Expresiones como “se lo buscaba” o “los hombres son así” intentan difuminar los límites del consentimiento sexual, culpabilizar a las víctimas y eximir a los agresores de sus delitos.

Quienes utilizan estas expresiones pueden percibir el consentimiento como una idea vaga, pero su definición es clara. Cuando se trata de consentimiento, no hay límites ambiguos.

Reconoce las señales de abuso y aprende a ayudar: Si crees que alguien te está maltratando, hay ayuda disponible. No estás sola. Si deseas hablar con alguien capacitado en el tema a través de una línea de ayuda, hemos compilado una lista de recursos disponibles en todo el mundo.

Inicia una conversación: Muestra solidaridad con las sobrevivientes y tu compromiso en la lucha por los derechos de las mujeres coloreando de naranja tu perfil en las redes sociales durante los 16 Días de Activismo. Puedes descargar pancartas para Facebook y Twitter aquí.

Expresa tu oposición a la cultura de la violación: La cultura de la violación se manifiesta en entornos sociales que permiten la normalización y justificación de la violencia sexual. En estos contextos, se nutre de las persistentes desigualdades de género y de actitudes hacia el género y la sexualidad. Identificar y nombrar la cultura de la violación constituye el primer paso para erradicarla.

A diario, tenemos la oportunidad de examinar nuestros comportamientos y creencias en busca de sesgos que perpetúan la existencia de la cultura de la violación. Reflexiona sobre cómo defines la masculinidad y la feminidad, y cómo tus propios prejuicios y estereotipos influyen en ello.

Desde nuestra postura ante las identidades de género hasta las políticas que respaldamos en nuestras comunidades, cada persona puede tomar medidas para combatir la cultura de la violación.

Descubre otras formas de oponerte a la cultura de la violación.

Realiza donaciones a organizaciones de mujeres:  Contribuye a organizaciones locales que apoyen a las mujeres, amplifiquen sus voces, respalden a las sobrevivientes y fomenten la aceptación de todas las identidades de género y orientaciones sexuales.

ONU Mujeres colabora con organizaciones de mujeres en todo el mundo para poner fin a la violencia contra las mujeres, ayudar a las sobrevivientes y garantizar la igualdad de derechos para mujeres y niñas. Dona ahora.

Colabora con organizaciones locales que empoderen a las mujeres, amplifiquen sus voces, respalden a las sobrevivientes y promuevan la aceptación de todas las identidades de género y orientaciones sexuales.

Sé responsable y exige responsabilidades a los demás: La violencia puede manifestarse de diversas maneras, incluido el acoso sexual en el entorno laboral y en espacios públicos. Pronúnciate contra conductas inapropiadas, como silbidos, comentarios sexuales inadecuados y chistes sexistas, señalándolas.

Fomenta un entorno más seguro desafiando a tus compañeras y compañeros a reflexionar sobre su comportamiento y expresándote cuando alguien cruza límites, o busca ayuda de otras personas si sientes temor.

Como siempre, escucha a las sobrevivientes y asegúrate de que reciban el apoyo necesario.

Conoce los datos y solicita más información: Para combatir eficazmente la violencia de género, es fundamental comprender a fondo la problemática.

La recopilación de datos pertinentes es esencial para implementar medidas de prevención con éxito y proporcionar el apoyo adecuado a las sobrevivientes.

Debido a que la violencia de género ha aumentado durante la pandemia de COVID-19, las lagunas en la recopilación de datos sensibles al género son más evidentes que nunca. Pide a tu gobierno que invierta en la recopilación de datos sobre la violencia de género.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación