El informe “Reducir la brecha entre la aspiración multilateral y la práctica estatal” realizado por STIMSON, un grupo de expertos sin fines de lucro y no partidista, señala que los gobiernos pueden contribuir a reforzar las normas mundiales para eliminar la violencia de género contra las mujeres y las niñas. 

Esto viene derivado del conocimiento sobre que las normas internacionales pueden influir positivamente en la práctica estatal nacional y al contrario. A pesar que  los compromisos multilaterales del sistema de las Naciones Unidas y los sistemas regionales intentan reforzar y acelerar estas normas, este proceso es lento, como informa Relief.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación