Unsplash

Roger Fielding dirige un equipo de científicos que estudian los beneficios para la salud del ejercicio, el entrenamiento de fuerza y la dieta en personas mayores. El entrenamiento de fuerza incluye ejercicios como flexiones y abdominales, pero también levantamiento de pesas y entrenamiento de resistencia con bandas o máquinas de ejercicio.

El estudio ha demostrado que existen diversas diferencias moleculares de cómo los adultos mayores responden al entrenamiento de fuerza. Se han demostrado diferencias en los cambios en la expresión de los genes (más de 150 en jóvenes y sólo 45 en personas mayores)  pero estos resultados no  deben desalentar a las personas mayores a hacer ejercicio. En todo caso, debería alentarlas a hacer más ejercicio a medida que envejecen.

El ejercicio sigue siendo una de las actividades más importantes que los adultos mayores pueden hacer por su salud. 

El trabajo llevado a cabo por Fielding y sus colegas muestra claramente que, aunque las respuestas al entrenamiento disminuyen con la edad, de ninguna manera se reducen a cero. Se ha podido comprobar que los adultos mayores con problemas de movilidad que participan en un programa regular de ejercicios aeróbicos y de resistencia pueden reducir su riesgo de quedar discapacitados en aproximadamente un 20 %. También se ha encontrado una reducción similar del 20% en el riesgo de sufrir una discapacidad entre las personas que ya son físicamente frágiles si realizan el mismo programa de ejercicios.

Si bien las personas más jóvenes pueden volverse más fuertes y desarrollar músculos más grandes mucho más rápido que las mayores, estas últimas aún obtienen beneficios de salud increíblemente valiosos del ejercicio, incluida una mayor fuerza, función física y reducción de la posibilidad de tener una discapacidad. 

Conocer que desarrollar la fuerza muscular es vital para mantener la movilidad y la buena salud durante una larga vida puede animarnos a mujeres y hombres a hacer ejercicio no solo en la juventud sino también a partir de los 50. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación