https://alliancecitoyenne.org/hijabeuses/

El miércoles pasado, el jardín de Luxemburgo de París fue escenario de una partido de fútbol improvisado en protesta de la prohibición del uso del hijab en las competiciones deportivas. La protesta fue motivada por la aprobación de una enmienda, apoyada por 160 senadores, de la Federación Francesa de Fútbol que dice justificar la laicidad en el deporte (EuroNews). 

La protesta, convocada por el colectivo Les Hijabeuses que forma parte del grupo Alianza Ciudadana, denunciaba que la medida excluye a miles las mujeres que llevan velo y juegan a fútbol, lo cual, a su vez, defienden que va en contra de los valores universales del deporte que apuesta por la unión y el encuentro. Además, señalan que va en contra de los derechos al negar la libertad a elegir, al ser la religión una opción personal que debe ser respetada para todas las personas. Defienden que no hay ninguna razón que justifique que haya que eliminarlo, o que diga que el velo no se encuentra en coherencia con los valores del deporte. Según defendía la copresidenta de Les Hijabeuses, Founé Diawara, “Esto es algo personal e íntimo y no hay derecho, no hay nadie que pueda pedirnos que nos lo quitemos”.

La laicidad no debe entenderse como la negación de la práctica religiosa, ya que no sería correcto. La laicidad es el principio que establece la separación entre la sociedad civil y la sociedad religiosa, lo cual no significa privar a las personas a poder elegir con libertad practicar una determinada religión. La prohibición de este derecho esconde un posicionamiento reaccionario, a pesar de que aparentemente se presente bajo supuestos argumentos progresistas. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación