pixabay

Según Amnistía Internacional, diez mujeres y niñas son asesinadas todos los días en México. Las familias a menudo tienen que realizar sus investigaciones sobre los asesinatos en medio de la indiferencia generalizada de las autoridades. Según The Guardian, el informe de Amnistía Internacional documenta tanto la magnitud de la violencia como la inquietante falta de interés de las autoridades mexicanas por prevenir o resolver los asesinatos.

El informe encontró casos de familias que llevaban a cabo su propio trabajo de detective, que fueron ignoradas por las autoridades. En muchos casos, las autoridades contaminaron las escenas del crimen o utilizaron mal las pruebas. A menudo ni siquiera buscaban pistas como la información de geolocalización de los teléfonos móviles de las víctimas.

El informe indica que en la mayoría de los casos las familias recurren a amistades o a testigos del caso para tener apoyo y evidencias de lo ocurrido. Las investigaciones internacionales sobre la prevención de la violencia de género evidencian que es fundamental dar apoyo a las personas que apoyan a las víctimas y protegerlas, para poder proteger así a las víctimas. Sin los apoyos, las víctimas quedan desprotegidas y se convierten en personas vulnerables. Superar la violencia de género aisladora para dar apoyo a quienes protegen, puede convertir a familiares, amistades, testigos en agentes activos en la resolución de los casos. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación