Nuestras conversaciones con Paulo coincidieron con los primeros años en que comenzábamos a organizarnos para romper el silencio sobre la violencia de género en la universidad. Nuestras universidades negaban la existencia de acosos sexuales en su interior y hacían una durísima violencia de género aisladora contra quienes apoyábamos a las víctimas, con el objetivo de rendirnos o destruirnos y que así las víctimas quedaran aisladas y no pudieran salir de esa situación para transformarse en supervivientes. Paulo fue de las muy pocas personas que siempre nos comprendió, animó y apoyó.

 Desanimaba ver cómo profesorado que era referente en temas de feminismo no solo miraba para otro lado, sino que también con frecuencia se ponía del lado de acosadores poderosos y se unía a su violencia de género aisladora. Era también muy decepcionante ver cómo autoras y autores que iban de progresistas tenían de referentes autores como Foucault que defendían la despenalización de la pederastia y la violación.

Freire reconocía ya entonces que sus primeras publicaciones caían en el sexismo al no usar lenguaje no sexista o hablar de opresión sin contemplar la dimensión de género. No solo lo reconoció, sino que trabajó para superarlo desde que fue consciente de ello gracias a las críticas de feministas diversas. Feministas como bell hooks y Marta Soler han valorado muy positivamente ese reconocimiento y ese cambio.

Como feminista, me parece muy decepcionante la crítica de quienes hablan del sexismo de Freire mientras atacan a las víctimas de violencia de género y a quienes les apoyan, o miran para otro lado o sitúan como referencia a autores defensores de las agresiones sexuales como Foucault. Lejos de contribuir a la lucha feminista contra la violencia de género, la fomentan con una de las peores actuaciones que se pueden tener al respecto: centrarse en criticas a los hombres que siempre han apoyado a las víctimas, a los mejores hombres, al mismo tiempo que defienden o se callan antes los que acosan, ante los peores hombres.

 

Secciones: portada