El pasado lunes, se aprobó en Egipto un endurecimiento de las penas a los delitos de agresiones sexuales. En los últimos años, la sociedad civil ha ido expresando en redes sociales una mayor protección legal y respeto a las víctimas, sobre todo a raíz del caso de la violación grupal acontecida en un hotel donde no hubo ninguna condena.

Es un paso hacia adelante, aunque tal y como se expresan diversas mujeres egipcias en diferentes espacios, es necesario avanzar aún más, sobre todo eliminar el discurso culpabilizante y revictimizador hacia la víctimas que todavía sigue existiendo. 

Secciones: subportada