Al menos 80.000 menores de cinco años están en riesgo de sufrir desnutrición aguda grave en toda la República Centroafricana (RCA). Estos datos suponen un  aumento del 29%  en relación a las perspectivas del 2020, como informa Relief

Además, la ONU ha advertido que  más de 632.000 personas se encontraran en hambruna la primera semana de julio. En República Centroafricana el 40% de menores de cinco años sufren desnutrición crónica, una tasa superior al umbral de emergencia del 30%. Esto es el resultado de los efectos que combina la escasez de alimentos con  la violencia, la inseguridad, el desplazamiento de la población, el acceso limitado a los alimentos, la salud y los servicios de agua y saneamiento, el aumento de los precios, y los impactos socioeconómicos de la pandemia.  

Secciones: subportada