Ava Soleimany, estudiante de post-grado en MIT y Harvard University, y Alexander Amini, estudiante de post-grado en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y ciencias de la computación, llevan cinco años enseñando la clase 6.S191 (Introduction to Deep Learning) dentro del Período de Actividades Independientes del MIT. En el último año, como el resto del profesorado universitario que ha tenido que adaptar sus clases al formato online debido a las medidas por el COVID-19, han querido dar un giro a la clase para hacerla más dinámica, más similar a las aulas presenciales. 

Para hacer frente a este nuevo reto, han utilizado una mezcla de soluciones de tecnología baja y alta. Por ejemplo, en algunas ocasiones grababan las clases previamente utilizando luces de estudio, un podium, y una pantalla verde para proyectar diferentes espacios en los fondos de zoom. Otro ejemplo es utilizar una plataforma del estilo de Minecraft para simular las sensaciones de interactuar en persona. Además, para ofrecer al alumnado un espacio en el que poder preguntar y hacer consultas sobre los deberes, o para poder colaborar con los y las compañeras en los proyectos finales, han introducido la plataforma Gather.Town, en la que el alumnado puede usar avatares para interactuar entre ellos y ellas.

Este nuevo formato ha tenido mucho éxito entre el alumnado, como han hecho evidente las evaluaciones positivas de los y las estudiantes. Además, tiene ventajas que el formato presencial no tiene, como por ejemplo, que ha permitido admitir 200 estudiantes más de lo que permite el aula física.

Secciones: subportada