Human Rights Watch alerta internacionalmente del riesgo que corren periodistas, especialmente mujeres, en Afganistán. Según apuntan, las fuerzas talibanas están atacando  deliberadamente a periodistas y otros trabajadores de los medios de comunicación, incluidas mujeres. Las amenazas y los ataques contra periodistas en todo el país han aumentado drásticamente desde que comenzaron las conversaciones entre el gobierno afgano y los talibanes, lo que ha aumentado las preocupaciones sobre la preservación de la libertad de expresión y de los medios de comunicación en cualquier acuerdo de paz.

Human Rights Watch expone que los comandantes y combatientes talibanes están amenazando e intimidando a miembros de los medios de comunicación en áreas donde los talibanes tienen una influencia significativa, como en Kabul. Los ataques no son solo a los y las profesionales sino también a sus familias y su entorno más cercano, lo que ha significado que ningún trabajador ni trabajadora de los medios se sienta segura.

Los diferentes organismos internacionales así como los y las periodistas afganas reivindican el fin de la persecución de los talibanes para poner fin a todas las formas de violencia contra el personal de los medios de comunicación, así como a la intimidación, el acoso y el castigo por su trabajo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación