El pasado 22 de febrero la brasileña Ingrid Oliveira Bueno da Silva, más conocida como SOL, jugadora profesional del videojuego Call of Duty:Mobile, fue asesinada por otro jugador de eSports. Como respuesta a la dura noticia, el mundo gamer está mostrando un claro posicionamiento contra la violencia de género. Varios grupos de eSports ya se han manifestado en denuncia de los hechos y los equipos de eSports brasileños han ofrecido apoyo a la familia y amistades de SOL.

 

Este no es un caso aislado de violencia de género en el entorno de los esports. En efecto, el acoso sexual en el mundo de los videojuegos es una realidad que ponen de manifiesto cada ves más mujeres gamers. Tal como denuncian muchas, aún queda mucho por hacer para que estos casos no queden desapercibidos y se penalice y excluya de los eSports a quienes generan estos ataques. 

 

Sin embargo, cada vez hay una mayor respuesta al acoso en los videojuegos y el posicionamiento de gamers y equipos de eSport ante el caso de SOL es un ejemplo de cómo se está logrando avanzar en esta dirección. Martina Santoro, ex presidenta de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina, explicaba a Infobae Gaming que “Por suerte la industria está madurando y las comunidades se están organizando. Han logrado denunciar (…) hasta casos de abuso sexual. Y lo más importante, se están organizando para crear canales de comunicación para que las víctimas compartan sus experiencias y encuentren ayuda”. 

Un ejemplo de la movilización para ofrecer espacios seguros y libres de violencia para todas las jugadoras de videojuegos son las asociaciones de mujeres gamers que denuncian el acoso en los videojuegos y promueven alternativas seguras para las gamers. Entre otras, el grupo de chicas jugadoras de videojuegos Todas Gamers tiene un código de conducta en el que se explicita la tolerancia cero ante cualquier tipo de acoso hacia las personas participantes en este espacio. Otro ejemplo en este sentido es el de Feminist Frequency, que creó el primer servicio de mensajes de texto gratuito para que las mujeres pudieran denunciar casos de acoso online. A pesar del camino que aún queda por recorrer para lograr un mundo de los videojuegos más seguro para todos y todas, existen ya muchos y muchas jugadoras que se están posicionando y están luchando por acabar con el acoso sexual en los videojuegos.

Secciones: subportada