Se acostumbra asociar las imágenes y el ideario sobre las dictaduras y los regímenes autoritarios con abuso de poder por parte de figuras masculinas, poco se sabe del papel de las mujeres en muchos de los episodios de la historia que más han sido marcados por la violencia. Pero cada vez conocemos más detalles sobre la historia más reciente y especialmente sobre sus protagonistas. Las mujeres tuvieron un rol muy importante en el régimen nazi, decenas de miles fueron víctimas de este infierno, mientras que otras participaron de él activamente, perjudicando enormemente las vidas de las primeras. Ravensbrück era el campo de mujeres más grande de la Alemania nazi, situado a unos 80 kilómetros al norte de Berlín. Más de 120.000 mujeres de toda Europa fueron encarceladas allí. Muchas eran combatientes de la resistencia u opositoras políticas. Otras fueron consideradas “no aptas” para la sociedad nazi: judías, lesbianas, prostitutas o mujeres sin hogar.

El control del campo de Ravensbrück estaba en manos de mujeres trabajadoras de las SS, mujeres comunes que decidieron aceptar el emplazamiento militar a cambio de salarios más altos, alojamiento confortable e independencia financiera, lo que para algunas era más atractivo que trabajar en una fábrica. Andrea Genest, directora del museo conmemorativo en Ravensbrück, afirma que a la gente no le gusta pensar que las mujeres pueden ser tan crueles. Las y los visitantes preguntan sobre estas mujeres, mientras que no hay tantas preguntas sobre los hombres que trabajaban en este campo. Las supervivientes de la violencia y el horror afirman a la BBC que se trataba de personas horribles a las que les gustaba muy probablemente porque formar parte de las SS y controlar los campos les daba poder sobre las prisioneras mientras las golpeaban, las ahorcaban o las dejaban morir de hambre, de trabajos forzados o de enfermedad. Al menos 30.000 mujeres murieron en el campo. 

Historiadores e historiadoras a nivel internacional desde hace años tratan de esclarecer los hechos que sucedieron durante el nazismo y quiénes fueron las personas que dieron apoyo. Personas como Nikolaus Wachsmann y muchos otros y otras contribuyen a poner luces al silencio, evidenciando que siempre, ante la violencia, ha habido hombres y mujeres que se han posicionado en contra y hombres y mujeres que se han posicionado a favor y la han ejercido.

Secciones: portada