La Dra. Cristina Cattaneo, profesora de patología forense y antropología en la Universidad de Milán, ante la grave situación en el Mediterráneo causada por la falta de ayudas humanitarias para el escate de personas refugiadas, decidió emprender una investigación para encontrar los nombres de más de 1.000 migrantes que perdieron la vida en el mar el 18 de abril de 2015, tras abandonar Libia en un barco pesquero, con destino a Europa.

Según la BBC, la profesora Catteno ante la angustia de saber que, en caso de ser europeo el barco, la ciudadanía se habría movilizado para descubrir y homenajear los nombres de las personas tripulantes, mientras que por proceder de Libia caía en un silencio profundo en el olvido del mar, ante el miedo de que estas personas pasaran a la historia como “desconocidas”, como ha pasado con cientos de miles de personas a lo largo de la historia fruto de las guerras, se propone acabar con este trágico destino invisible, dando nombres y fechas a estas personas, con el fin de dignificar sus vidas. 

Cattaneo y su equipo han abierto los archivos de más de 350 personas desaparecidas cuyas familias creen que pueden haber muerto en el naufragio del 18 de abril de 2015. Lo que significa que 350 familias se han acercado a algún tipo de autoridad en busca de sus familiares en este incidente. Han pasado cinco años y todavía están buscando a sus seres queridos.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación