La ONG Plan International presentaba a inicios de este año el proyecto “Safer Cities for Girls” [Ciudades más seguras para las chicas], con el objetivo recoger evidencias de experiencias de acoso callejero en Madrid, Barcelona y Sevilla y poder contribuir así a construir ciudades seguras. 

El proyecto, financiado por la Comisión Europea, incluye las voces de chicas de entre 15 y 25 años residentes en Madrid, Barcelona o Sevilla acerca de su seguridad o falta de ella en alguna de estas ciudades. A través de un mapa interactivo que se encuentra en la web del programa, las participantes pueden marcar el punto exacto que consideren seguro o inseguro y explicar su experiencia, argumentando por qué les parece un sitio seguro o no. Además, el programa incluye también diferentes grupos de discusión a jóvenes y entrevistas a expertos y expertas en el tema. La finalidad de estas recogidas de datos es crear un informe que incluya recomendaciones para las instituciones de las diferentes ciudades para ayudar a hacerlas más seguras. 

Esta iniciativa nace de un proyecto anterior de la misma ONG, “Free To Be”, llevado a cabo en 2018 en cinco capitales de todo el mundo, cuyos resultados revelaban el acoso callejero como un problema global que afecta a niñas y jóvenes de todas estas ciudades. Por lo tanto, ahora pretende dar un paso adelante en la erradicación de este tipo de violencia en colaboración con las propias ciudades para que adopten medidas que contribuyan a prevenir y superarla.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación