Sara Fernández tendida en el suelo después de recibir un balonazo

El pasado domingo durante el duelo entre el Real Madrid y el Athletic de Bilbao, la colegiada, Sara Fernández Ceferino, recibió un fuerte balonazo en el rostro, causado por un potente disparo de la jugadora rojiblanca de Naroa Uriarte (el Correo).

El disparo provocó un gran dolor a la colegiada, quien fue atendida por los servicios médicos de los dos clubs y tuvo que ser sustituida por la cuarta colegiada.

Este incidente empezó a correr a través de las redes sociales, principalmente en Twitter, y algunas personas empezaron a burlarse y a criticar a la colegiada con comentarios machistas. 

Este desagradable hecho muestra los ataques que reciben las mujeres en el deporte y la importancia de apostar por las mujeres para conseguir una sociedad más igualitaria.  

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación