El pasado mes de septiembre, el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, informó a Reuters que para 2030 toda la energía que sus centros de datos y oficinas empleen provendrá de electricidad 100% libre de carbono. 

Pichai es consciente de que esta es solo una pequeña parte para combatir el cambio climático, pero con este objetivo pretende servir de ejemplo para otras empresas, liderando la vía de encontrar soluciones a esta problemática. Jennifer Layke, directora global del grupo de investigación World Resources Institute, que ha recibido financiación de Google, explica que la compañía es un ejemplo para muchas otras en EE.UU. y Europa por sus esfuerzos en esta dirección a lo largo de la última década, pero que el reto ahora es estimular la acción en China, India, Indonesia y Vietnam. 

Para llevarlo a cabo y hacer posible que sus campus y centros de datos estén libres de carbono las 24 horas del día, serán necesarios muchos cambios de logística. Sin embargo, Pichai explica que se sienten seguros y seguras de que para el 2030 será posible. Ya desde 2007 Google está trabajando para ser emisor neutral de carbono (por ejemplo, ha plantado árboles y ha invertido en energía eólica). Sin embargo, para lograr el próximo objetivo, entre otras cosas, Google planea colaborar con más de 500 gobiernos en todo el mundo para intentar eliminar un gigatón de emisiones anuales de carbono en 2030. 

Si quieres, puedes escribir tu aportación