5º Objetivo del plan de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas

La mayoría de los países no protegen adecuadamente a las mujeres y a las niñas durante las secuelas del Covid-19, según una nueva base de datos de la ONU que rastrea las respuestas de cada gobierno a la pandemia.

El rastreador mundial de género ha analizado cómo 206 países y territorios abordan la violencia contra las mujeres y las niñas, apoyan a las trabajadoras de cuidados no remunerados y fortalecen la seguridad económica de las mujeres. Mientras que cuarenta y dos países no tienen políticas para apoyar a las mujeres en ninguna de estas áreas, solo 25 habían introducido algunas medidas en las tres categorías.

Los casos de violencia doméstica han aumentado durante la pandemia y los datos dicen que 135 países han implementado medidas para responder a los casos de violencia de género, como la puesta en marcha de líneas telefónicas de ayuda y refugios. Por otro lado, sesenta y un países han tomado medidas para aliviar la carga de cuidados de las mujeres, que aumenta a medida que las escuelas cierran y las personas mayores tienen que aislarse.

A principios de este mes, la ONU proyectó que la tasa de pobreza entre las mujeres aumentaría en un 9,1% debido a la pandemia y sus consecuencias. En julio, el McKinsey Global Institute informó que la crisis hizo que los trabajos de las mujeres fueran 1,8 veces más vulnerables que los de los hombres, pero si se tomaran medidas sobre la igualdad de género ahora, se podrían añadir  13 billones de dólares al PIB mundial durante la próxima década.

La crisis de Covid-19 brinda una oportunidad para que los países transformen los modelos económicos existentes hacia un contrato social renovado que priorice la justicia social y la igualdad de género. El jueves, ONU Mujeres acogerá una reunión de alto nivel durante la asamblea general de la ONU para evaluar el progreso de los objetivos de igualdad de género establecidos hace 25 años.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación