Obanliku, es una población nigeriana del estado de Cross River en la que la iniciativa Spotlight de la Unión Europea junto con Naciones Unidas adquirió el compromiso de enviar un equipo de vigilancia especial con el fin de registrar las diferentes formas de violencia contra las mujeres que se estaban ejerciendo.

El matrimonio forzado, el pago de deudas con bebés aún no nacidas para que dispongan de una niña para lo que consideren o la mutilación genital femenina fueron algunas de las prácticas de opresión y violencia de género que perduran entre la población a pesar de estar penalizadas por las leyes. Debido a este motivo, el Ministerio de la Mujer de Nigeria, la Agencia Nacional de Orientación (NOA) y la iniciativa Spotlight UE-ONU junto con las y los gobernantes locales, se comprometieron a detener y erradicar cualquier práctica nociva para las mujeres en las poblaciones de Calabar y Obanliku, entre otras. Naciones Unidas y la iniciativa Spotlight, proporcionó personal cualificado encargado de instruir a un equipo autóctono, tal y como recoge The Guardian, para velar que hubiera pleno cumplimiento de las resoluciones. 

El jefe Amos Itah, quien era gobernante en Obanliku junto a representantes de otras 16 comunidades, reconoció públicamente que por encima de algunas tradiciones debía prevalecer la ley para asegurar el derecho a ejercer la libertad de cualquier persona. Así mismo, según The Guardian, el representante del rey, Ukama Gabriel, condenó la cultura del pago de deudas con bebés, entre otras prácticas, así como su propósito de luchar por eliminarlas y promover la educación de las niñas, desarrollar mecanismos para que puedan denunciar a quienes ejercen violencia contra ellas e  incluir la voz de las mujeres en los procesos de toma de decisiones. Nuestros consejeros y supervisores irán calle por calle, barrio por barrio, concienciando a mujeres y hombres, pues ellos también estan involucrados.

Los esfuerzos en los que se involucra y se incluye la voz de toda la comunidad, dan resultados y hace unos días varios medios se hacían eco de los recientes elogios en la rueda de prensa que cubría African Centre for Leadership, Strategy and Development (ACLSD) por parte de representantes de la iniciativa Spotlight UE-ONU junto a los líderes locales religiosos y las personas que forman parte del gobierno de Obanliku, por haber alcanzado el objetivo de 0 ventas de bebés en pago de deuda en la zona. Una prueba absoluta de que su campaña contra las diversas formas de violencia que se ejerce contra mujeres y niñas está siendo un éxito. 

Según The Orient Daily News el Director Ejecutivo del ACLSD, Monday Osasah, afirmó que desde que se puso en marcha la campaña de la iniciativa Spotlight UE-ONU, se ha visibilizado, entre otros éxitos, la brecha que existía entre las tradiciones que suponían prácticas abusivas y de violencia contra las mujeres y las leyes y cómo, tanto en Obanliku como en otras comunidades, se estaba trabajando para erradicarlas y el casola venta de bebés-niña para el pago de deudas, era un ejemplo. Osasah insistió en que conseguir la erradicación de esta práctica, no habría sido posible de no haber contado con la colaboración y el esfuerzo realizado por las personas líderes locales religiosas. El presidente de la Asociación de Cristianos de Nigeria (CAN) en Obanliku, Rev Akasin Joseph, afirmó que todas las iglesias cristianas en el área del consejo se habían alzado en contra tanto del matrimonio forzado como de otras formas de violencia de género y que, en coherencia con ello, los predicadores estaban incluyendo en sus sermones este mensajes en los que rechazan y condenan todas estas prácticas. Su posicionamiento, ha sido clave y con ello han marcado un hito en la historia del país en la lucha por que las mujeres y las niñas vivan una vida libre de violencia. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación