El juez de guardia de Murcia ha ordenado la detención de un profesor de tauromaquia que al parecer había cometido presuntos abusos sexuales durante años a menores.

Gracias a una denuncia anónima dirigida a la unidad de atención de abusos sexuales a menores, la policía pudo investigar los hechos y encontró grabaciones a menores que accedía a través de su trabajo como profesor. Además, también se ha detenido a un hombre que era conocedor de los presuntos abusos sexuales, cometiendo así el delito de omisión cuando su deber era ponerlo en conocimiento a las autoridades y denunciarlo. 

El denunciar también a las personas que cometen delito de omisión ante las agresiones sexuales, violencia machista, acosos sexuales directos y de segundo orden es fundamental para romper la cadena de silencio.  No hacerlo es cometer delito de omisión.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación