IREX. Web

La inmensa información falsa, bulos y desinformaciones que circulan en Internet sobre la COVID-19 obstaculiza los esfuerzos de las organizaciones científicas para hacer llegar los datos objetivos de este coronavirus.  La información errónea puede llevar a que las persona pongan en riesgo su propia vida y la de las demás.

El proyecto Learn to Discern (L2D), liderado por la organización global de desarrollo y educación, potencia las capacidades  y habilidades de pensamiento crítico de la ciudadanía a través de la alfabetización mediática.  De esta forma aprenden a verificar la información y asumen la responsabilidad de denunciar los bulos y la desinformación. 

Ahora la organización ha evaluado el impacto de L2D en Serbia, Ucrania y Jordania a través de un cuestionario sobre habilidades, un enfoque de evaluación que el editor fundador de Journal of Media Literacy Education llamó “innovador”. La encuesta se realizó antes y después de aplicar  las actividades del proyecto (talleres presenciales, aprendizaje mixto en línea o instrucción formal en el aula) con el objetivo de medir medir si las personas participantes podían detectar y analizar mejor la desinformación. 

Los resultados de la evaluación señalan que la potenciar la alfabetización mediática aumenta la capacidad de detectar información falsa, incluida la información errónea sobre salud pública y aumentó su conocimiento en relación a la industria mediática.

Si quieres, puedes escribir tu aportación