Aunque vivamos en el siglo XXI, tengamos legislación, derechos, mucha información y formación sobre el tema, queda mucho trabajo que hacer, por parte de todas las esferas de la sociedad, para acabar con la violencia de género. La atracción hacia la violencia es un tema muy estudiado y, afortunadamente, más y más investigaciones la tienen en cuenta para ofrecer alternativas al rechazo de la violencia

Una de estas alternativas la ofrece la educación cuando se implementan las actuaciones educativas de éxito como las Tertulias Dialógicas Feministas. En esta línea, en el artículo Communicative Daily Life Stories: Raising Awareness About the Link Between Desire and Violence [Relatos comunicativos de vida cotidiana: sensibilización sobre el vínculo entre el deseo y la violencia] se profundiza sobre la necesidad de que la investigación científica indague más sobre la manera en la que las personas que han sobrevivido a episodios de violencia de género han sido capaces de salir y romper con esas situaciones violentas, alejándose de ellas para poder escoger relaciones sin violencia e igualitarias. Para ello se han utilizado los relatos comunicativos de vida cotidiana, un diálogo profundo y reflexivo entre quien investiga y las personas investigadas, una interacción basada en pensamientos, reflexiones, actuaciones e interacciones con el objetivo de resolver determinadas situaciones. 

 

En el caso del estudio presentado, se analiza cómo se llevan a cabo las tertulias dialógicas feministas mediante los relatos comunicativos para entender la relación existente entre la atracción y la violencia, profundizando en que las participantes detecten comportamientos dominantes hacia ellas y cuestionarlos para poderlos identificar y finalmente rechazar. En estos espacios se ha trabajado con chicas entre 12 y 13 años que vivían de cerca o conocían ambientes violentos que se dan entre adolescentes. Después de participar en las tertulias, las participantes han podido explicar en los relatos comunicativos sus experiencias, qué habían podido aprender y reconocer y de qué manera consideran que les podría ser útil y ayudarlas en el futuro.

Tratar temas como el espejismo del ascenso, o el lenguaje del deseo con adolescentes en edades tempranas es una manera exitosa para que aprendan, en base a evidencias científicas, que las relaciones tóxicas y violentas no deberían ser una opción y que pueden escoger relaciones llenas de amor, apasionadas, románticas, respetuosas e igualitarias, que se sitúan muy lejos de la violencia y que no dan cabida a ese tipo de comportamientos. 

Si quieres, puedes escribir tu aportación