https://www.nrl.com/community/voice-against-violence/

Voices against violence [Voces contra la violencia] es un programa de la Liga Nacional de Rugby Australiana (NRL) que emplea el poder de la comunidad en este deporte para liderar e inspirar a las personas de cara a alcanzar su máximo potencial en el terreno deportivo y también el personal. En este sentido, uno de los aspectos más relevantes es que desde NRL se entiende que los y las atletas han de ser personas referentes no sólo en el ámbito deportivo. Ello incluye lograr deportistas que se conviertan en líderes que se posicionan frente a la violencia desde el atractivo con respuestas contundentes y para trabajarlo llevan a cabo una serie de programas que se integran como una parte imprescindible de los entrenamientos. 

Así pues, esta liga de Rugby se compromete a la formación de los chicos y las chicas de cara a rechazar sin contemplaciones actitudes que fomentan o ejercen directamente la violencia y contribuir de este modo a su prevención. Desde la organización afirman que gracias a la sensibilización y concienciación que se lleva a cabo a través de las formaciones los jugadores se sienten con mayor responsabilidad, seguridad y empoderamiento para denunciar y posicionarse de forma contundente ante casos de violencia hacia las mujeres y la infancia. 

La NRL trabaja junto a asociaciones australianas como Our Watch, White Ribbon Australia o Full Stop Foundation, lo que les permite llevar al campo de juego aquellas acciones que las investigaciones avalan como más efectivas  en la prevención de la VdG. Una de éstas acciones consiste en impulsar, visibilizar y apoyar la figura del Upstander, testigos de la violencia que toman acciones contra la misma y la rechazan de plano. 

Alan Tongue, embajador de este programa, apela a la necesidad de aumentar la conciencia de los jugadores, cuyas edades comprenden entre 16 y 18 años, para que se reconozca este problema que tradicionalmente ha sido silenciado y considerado taboo y se convierta en una cuestión que tratamos desde el lenguaje común conociendo el impacto y las consecuencias que tiene para poder abordarlo. 

Así es como la liga nacional de rugby de Australia trabaja para no sólo formar a jugadores como personas más igualitarias y respetuosas, sino que se compromete a utilizar su poder mediático y su presencia en la vida pública para ejercer como altavoz y mandar un mensaje de rechazo categórico a la violencia de género. Se trata de contribuir a través de los mensajes de sus jugadores ejemplos de actitudes, comportamientos y normas sociales, a dar una imagen de masculinidad atractiva que toma acción y se posiciona para proteger a las víctimas de violencia en cualquier ámbito empoderando a todas las personas que  presencian episodios de este tipo, sean de la naturaleza que sean, a rechazarla de forma contundente y con seguridad. 

Además, se han aliado con distintos medios en televisión, radio o prensa on line colaboran y algunas de estas iniciativas son: Power for change, VAV TV Commercial, #NoExcuse4Violence y More than a Spectator. En ellas, algunos jugadores de la NRL como Sione Mata’utia mandan mensajes como la prevención de la violencia de género comienza por hacer frente a las actitudes y creencias que menosprecian y son irrespetuosas con las mujeres donde y cuando las veamos. Se más que un espectador. Otros jugadores de la campaña hacen declaraciones del tipo yo me posicionaré cuando oiga bromas o comentarios sexistas, ¿y tú?” (Will Skelton). 

Estas voces constituyen ejemplos de jugadores que encajaría con las NAM (Nuevas Masculinidades Alternativas) por su actitud de rechazo a la violencia de género y la defensa de valores igualitarios, desde la seguridad y el atractivo y podrían representar una alternativa a la MTD (Masculinidad Tradicional Dominante) que tantas veces se hace presente en los diferentes escenarios del deporte.

Su embajador, A. Tongue, hace un llamamiento al potencial de los jugadores y jugadoras para desarrollar en la comunidad del Rugby los mejores valores el cual resulta además de esperanzador, muy inspirador: Es más que un partido en el campo, yo veo la liga de modo que cuando ves a un gran jugador ves a un gran hombre, una gran mujer, un gran líder. Todas esas características, los valores, el trabajo duro, la solidaridad, el compromiso, el sacrificio que hace falta, la honestidad y todo lo que haces son en realidad habilidades para la vida. Necesitas de esas habilidades para ser exitoso en el campo de juego y también en la vida. Si damos un ejemplo como jugadores haciendo lo correcto en nuestras comunidades podremos tener un verdadero efecto dominó en otros clubs, en las familias, en las escuelas… Y tenemos esta gran oportunidad para promover el cambio. Eso es lo que un gran jugador puede hacer. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación