La Unión de Emiratos Árabes (UEA) ha decidido sumarse a la carrera interplanetaria, de modo que tiene previsto lanzar la sonda Amal hacia Marte. Otros datos se refieren a que se calcula que la nave alcanzará la órbita del planeta en febrero de 2021. No obstante, uno de los aspectos más sugestivos atañe al hecho de que es una mujer la que se halla al frente de la misión espacial. Si en los países occidentales no sucede por lo común, más sorprende que suceda en un país mayoritariamente de religión musulmana. 

La directora adjunta de la expedición espacial se llama Sarah al-Amiri, y no ejerce únicamente este cargo, sino que además es ministra de Estado de Ciencias Avanzadas. Licenciada en informática en la Universidad Americana de Sharjah, uno de los siete emiratos que desde 1971 integran los UEA, cuenta solo 33 años de edad, y constituye una apuesta firme en el camino de las mujeres árabes hacia la igualdad de derechos. Arduo camino, sin duda, con más escollos a nuestro actual parecer que el que tuvieron que recorrer las primeras feministas del área occidental. El paso del tiempo tiende a atemperar las antiguas barreras, recordadas o leídas. Las mujeres han tenido que luchar duramente por la igualdad desde tiempo inmemorial, en cualquier civilización, antes y ahora. Enhorabuena, pues, a Sarah al-Amiri, y aplausos por su labor.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación