pixabay

En Bangladesh la lucha contra la Covid-19 se sumó a las secuelas del Super Ciclón Amphan, lo que marcó un desafío para las mujeres, entre una pandemia y un desastre natural. A pesar de todo, sabían que el punto de partida para ayudar a estas comunidades era involucrar a las mujeres en la respuesta y la planificación, afirma en ONU Mujeres Shampa Goswami, que dirige ‘Prerona Nari Unnayan Sanggathan’ (Prerona), una organización comunitaria de mujeres en el distrito de Satkhira en el extremo sur de Bangladesh. Trabaja con comunidades vulnerables al clima, en particular con las mujeres, para crear oportunidades de sustento y sensibilización en la alerta temprana, la preparación y la respuesta ante desastres.

Antes del Amphan, el brote de la COVID-19 ya había llegado a Bangladesh el 26 de marzo de 2020. Con 68.504 casos reportados, hay miles de personas más que están perdiendo sus medios de vida en las zonas más marginales. Cuando Amphan golpeó, Goswami y su equipo entraron en acción ayudando con la evacuación de alrededor de 150 mujeres y hombres a refugios contra ciclones.

Durante los siguientes dos días, el equipo de Prerona, compuesto por 15 mujeres y 3 hombres, continuó visitando los refugios, distribuyendo paquetes de alimentos y máscaras. Hablaron con las personas que viven en los refugios de ciclones sobre la importancia de usar máscaras en todo momento y mantener el distanciamiento físico.

Se instalaron unos 12.078 refugios contra ciclones en los distritos costeros de Bangladesh y unos 2.4 millones de personas fueron evacuadas a estos refugios. Prerona también movilizó a 250 mujeres, incluidas viudas, mujeres con diversidad funcional y mujeres de hogar, para fabricar casi 42,500 máscaras y equipos de protección. Las mujeres fueron entrenadas en grupos de cinco, manteniendo el distanciamiento físico, para aprender nuevas habilidades y obtener algunos ingresos de la venta de equipo de protección.

Cultivar el liderazgo de las mujeres es fundamental en momentos como estos. ONU Mujeres, a través del Programa Nacional de Resiliencia y el proyecto “EmPower: Mujeres para Sociedades Resilientes al Clima”, ha estado capacitando y apoyando a organizaciones  como Prerona en el desarrollo de habilidades y liderazgo para que puedan desempeñar roles activos en la adaptación al cambio climático y en la reducción del riesgo de desastres.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación