Después de meses sin posibilidades de salvamento marítimo por parte de las organizaciones que solidariamente dedican sus esfuerzos a salvar vidas de mujeres, criaturas y hombres en medio del mar, vuelven a navegar para seguir ofreciendo salvamento y futuro a miles de personas.

En las costas de Sicilia, el sábado pasado ya se rescataron 67 personas, en la primera operación desde abril. Mientras países europeos refuerzan sus fronteras, ciudadanía solidaria organiza acciones como @FromSea2City que empuja para que cada vez haya más ciudades solidarias en Europa, que pongan por delante los derechos humanos y se unan con la sociedad civil para promover un cambio.

El salvamento marítimo de personas refugiadas supone un salvavidas para muchas mujeres y sus criaturas, y también para su colectivo más vulnerable, las personas menores que viajan solas. Organizaciones como Open Arms velan principalmente por la seguridad y el futuro de las criaturas y las mujeres embarazadas. 

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación