La mejora de la experiencia educativa de los niños y niñas con necesidades educativas especiales o discapacidades (NEE) es un reto clave actualmente, teniendo la escuela un papel fundamental en su desarrollo. Así, muchas intervenciones educativas dirigidas a este alumnado se han centrado principalmente en la mejora de los déficits académicos. Sin embargo, el desarrollo de las habilidades sociales es también un factor clave para lograr el éxito académico y personal y el alumnado con discapacidad suele presentar dificultades en el ámbito social y las relaciones interpersonales.

En esta línea, en el artículo Fostering the social development of children with special educational needs or disabilities (SEND) through dialogue and interaction: a literatura review [Fomentando el desarrollo social de niños y niñas con necesidades educativas especiales o discapacidades a través del diálogo y la interacción: una revisión de la literatura], las autoras exploran, a través de una revisión sistemática de la literatura, qué tipo de intervenciones son efectivas en mejorar las habilidades sociales de este alumnado, centrándose en las intervenciones basadas en la interacción.

En dicha revisión se encontraron cuatro tipos de intervenciones: 1) apoyo entre iguales, 2) entrenamiento de habilidades sociales durante la instrucción académica, 3) estrategias de juego y 4) uso interactivo de tecnologías. Las intervenciones basadas en el apoyo entre iguales mostraron tener un impacto positivo, no solo en las habilidades sociales del alumnado con NEE, sino también en la actitud del resto del alumnado hacia ellos y ellas. Se evidenció que, a través del segundo tipo de intervención, se puede promover el aprendizaje de tipo académico y social a la vez. El tercer tipo, relacionado con el juego, se mostró efectivo para aumentar las interacciones sociales, mejora en el lenguaje y disminución de la desconexión social. Finalmente, las intervenciones basadas en el uso interactivo de la tecnología, incluyendo la mediación del profesorado o de iguales, se consideró como una estrategia importante para el desarrollo de las habilidades sociales y la motivación.

En conclusión, los resultados de la revisión muestran cómo la interacción y el diálogo entre estudiantes diversos es la base del desarrollo social del alumnado y que es de gran importancia intervenir en el contexto escolar para apoyar el desarrollo social del alumnado con NEE necesario para la vida.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación