El confinamiento decretado a raíz de la situación sanitaria ha llevado consigo un mayor riesgo y una mayor incidencia de la violencia de género para las mujeres que se encuentran conviviendo confinadas con sus agresores. El incremento del 650% de contactos telemáticos por violencia de género durante las dos primeras semanas de abril respecto al mismo periodo del año pasado es solo una cifra (quizá de las más representativas) de los impactos negativos que ha acarreado el confinamiento para tantas y tantas mujeres.

A lo largo de estas semanas se han visto  diversas campañas lanzadas y compartidas a través de las redes sociales que nos instan a no ser cómplices de estas violencias y a apoyar a todas las mujeres que viven confinadas junto con sus agresores. 

La más reciente se ha impulsado bajo el lema #SiLasParedesHablaran y ha contado con el apoyo de actores, cantantes y periodistas. Esta campaña, creada para concienciar sobre las dificultades que tienen que afrontar las mujeres que están sufriendo violencia de género para poder denunciar a sus agresores, nos insta a toda la población a romper el silencio y la pasividad ante los casos de violencia de género. Porque “las paredes no hablan, pero tú sí” y del posicionamiento activo y solidario de todos y todas depende que todas las mujeres podamos confinarnos seguras y libres.

Como afirma uno de los impulsores de la campaña, “el muro que separa a las mujeres que sufren la violencia de género no está hecho de ladrillos, sino de silencios”, por lo que esta campaña, que pone el foco en el posicionamiento activo del entorno de las mujeres que sufren la violencia, es clave para derribarlo. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación