Hoy en día, las empresas utilizan el big data desde el marketing y ventas a los desplazamientos al trabajo o para la contratación de personal. Sin embargo, en unas pocas décadas el uso de datos ha cambiado radicalmente y, según Inc., el panorama cambia a una velocidad mucho más rápida que hace unos años y existe una mayor preocupación por la democratización de los datos de la ciudadanía y su uso. Resumimos aquí algunas de las tendencias para este 2020:

  • Aunque en la actualidad las empresas recogen y utilizan todos los datos que quieran sobre qué hacemos, consumimos, etc. los y las ciudadanas, existe una tendencia cada vez mayor en la que las propias personas piden que sus datos les pertenezcan para así poder decidir quién y cómo se utilizan.
  • Muchas empresas están empezando a utilizar los datos no solo para identificar potenciales consumidores y consumidoras y modificar sus productos en base a estos datos, sino también para crear y compartir narrativas sobre los y las consumidoras.
  • Hasta ahora las empresas dedicaban una gran parte del trabajo a recoger y limpiar los datos, lo cual resulta más trabajoso que analizarlos o crear modelos en base a ellos. Sin embargo, existen cada vez más programas que limpian los datos de manera automática.
  • Los datos pueden ayudarnos a crear un calendario y un horario productivo con el que aprovechar al máximo las horas del día, ya que nos pueden ofrecer información y recomendaciones sobre qué momento es mejor para ir al médico o al gimnasio sin perder tiempo.
  • Son cada vez más las empresas que animan a sus equipos no técnicos a formarse en habilidades relacionadas con los datos. Esta tendencia de democratizar los datos no solo se da en el mundo de las empresas, sino que cada vez más ciudadanos y ciudadanas se formarán en datos para saber cómo utilizarlos en la toma de decisiones informadas.
Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación