Millones de manifestantes salieron ayer a la calle en las principales ciudades de todo el mundo a seguir recordando las prioridades para alcanzar la igualdad real y el fin de la violencia machista.  También en las redes sociales hay millares de mensajes en todos los idiomas, que han alcanzado más difusión que otros años en hashtags como #InternationalWomensday, #8M2020, #DiaInternacionaldelaMujer, #8M, entre otros.

Miles de eventos, concentraciones o manifestaciones se han llevado a cabo durante estos días, culminando ayer domingo como el día central de la semana.  Sin duda el 8 de marzo es un día con mayor participación cada año, y una de las causas principales de este éxito es que cada vez hay más mujeres de todas las edades, culturas, niveles educativos y opciones de vida que contribuyen desde su día a día, en el trabajo, en sus familias, en sus relaciones personales y sociales, a hacer realidad los objetivos del 8 de marzo en cada paso. Para que siga creciendo esta ola imparable es necesario seguir construyendo una vida digna para todas de una forma conjunta y respetando la diversidad de cada persona.  

El feminismo siempre ha velado por alcanzar la igualdad y la promoción de relaciones humanas solidarias para todas y todos, puesto que es una forma de tejer el mundo desde una perspectiva inclusiva, igualitaria y libre de cualquier tipo de violencia, venga de quien venga. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación