Mary Shelley

Lo primero que nos vendrá a la mente al leer este nombre será Frankenstein, considerada como la primera obra de ciencia ficción; la más conocida de esta autora. Pero es justo reseñar que esta escritora, además de esta obra y otras novelas, fue dramaturga, ensayista y biógrafa.

En los últimos años los estudiosos de la literatura han analizado el resto de su obra, de ello se colige que en los argumentos de sus obras predominan la cooperación y la compasión practicadas por las mujeres en sus familias, como propuesta para reformar la sociedad.

A menudo se observa en sus obras un intento de indagar en las relaciones del individuo con la sociedad, por ello, trabajó la novela de género histórico y gótico. Es importante destacar que se aprecia en sus novelas, sobre todo en las primeras, cómo los individuos podían transformar la sociedad.

Mary Shelley usó la novela histórica para hablar acerca de las relaciones entre hombres y mujeres. Introdujo mujeres en cierto tipo de relatos, algo que no se había hecho hasta el momento, así la autora cuestiona las instituciones políticas y teológicas establecidas.

En su novela histórica Perkin Warbeck, Lady Gordon demuestra los valores de la amistad, la sencillez y la igualdad. A través de ella, Shelley ofrece una alternativa femenina al poder político masculino, que destruye a los personajes. 

Las obras de Shelley se centran en el papel de la familia en la sociedad y en el rol de la mujer dentro de esa familia, y hace ver que sin ellas la sociedad no funcionaría bien.

En las décadas de 1820 y 1830, Mary Shelley escribió frecuentemente historias cortas para libros de regalo o anuarios.

El último libro de Mary Shelley fue Caminatas en Alemania e Italia en 1840, 1842 y 1843; en él relató sus viajes con su hijo y los amigos universitarios de este. El libro está narrado en forma de cartas, quizá se trate de una reminiscencia de sus comienzos literarios.

Desde la infancia esta escritora vivió en la literatura, su padre la animó a escribir empezando con cartas, ya que este también solía escribirlas. Después, su marido, Percy Shelley la alentó para que fuese escritora.

Mary Shelley fue reconocida en su época como escritora, aunque posteriormente sea conocida por su obra Frankestein casi exclusivamente.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación