Saray Khumalo // Twitter

Saray Khumalo ha sido la primera mujer negra de África en conquistar el Polo Sur y ascender la cima más alta del planeta. Quien ya fue la primera mujer negra africana en escalar el monte Everest en mayo de 2019 ha ampliado todavía más sus hazañas, demostrando que no hay límites a los sueños.

Khumalo empezó en el mundo del alpinismo a los 40 años y casi debido a una casualidad, puesto que no conocía nadie de su entorno más cercano que lo hubiera practicado nunca. Pero oyó hablar de la cima más alta de África y decidió que, como mujer africana, quería coronar esta cima de XX m. Subir el Kilimanjaro fue un hito clave que la impulsó a proponerse nuevas cimas, sueños y retos.

No obstante, coronar el punto más alto de Áfrico no solo representó el inicio de su vida como alpinista, sino que vino acompañado de otros retos y compromisos. De este modo, Khumalo creó la iniciativa Summits for Purpose, que tiene por objetivo promover la educación de niños y niñas de África, ya que la educación es la clave para alcanzar cualquier tipo de cima que nos planteemos. La alpinista africana defiende profundamente la responsabilidad de nuestra generación de dejar un mundo mejor para los que vengan.  Así, Khumalo, quien además de alpinista se defiende como empresaria y madre, lo expresa claramente “La anterior generación nos dio la libertad que experimentamos hoy [..] ¿Qué va a hacer mi generación por la siguiente?”

Khumalo tiene claro que muchas niñas de África y del mundo entero necesitan referentes claros de éxito en los que reflejarse, que les demuestren que pueden cumplir sus sueños y que apuesten por la educación como herramienta para conseguirlo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación