El pasado viernes, haciéndolo coincidir con el Día Internacional de la Educación, el Observatorio Social de la Caixa presentaba un informe que revela que en España más de un tercio de jóvenes de entre 21 y 34 años no tiene suficiente conocimiento de un idioma extranjero. Un dato que sube hasta el 45% cuando nos referimos a personas adultas, de entre 25 y 64 años, que no han adquirido las competencias suficientes para sostener una conversación de dificultad media o comprender un texto sencillo en una lengua extranjera, según publica Sputnik. 

Es un dato que interesa conocer con el fin de implementar medidas que contribuyan a su mejora y así transformar esta realidad pues no ser competente en una lengua extranjera va a suponer una importante barrera en la actual sociedad de la información. Por ejemplo, para la creación de redes, considerada una herramienta clave en el aprendizaje permanente, donde el inglés, al ser el idioma más compartido, es la lengua que lo facilita. 

El conocimiento de una lengua extranjera se asocia con mayores niveles de igualdad y de apertura al exterior de una sociedad. Es por esto que, en el mundo actual, la carencia de conocimiento en uno de los idiomas más recurrentes, como el inglés o el francés y el alemán, se convierte en una dificultad para el acceso y procesamiento de la información y, por lo tanto, se puede convertir en fuente de desigualdades. Por ello, una educación de calidad debe brindar las mejores oportunidades de aprendizaje a las futuras generaciones y así dotarlas de las competencias necesarias que les capaciten para responder de manera eficaz a los retos que les depara la sociedad actual.  Para ello, es clave asegurar que el aprendizaje en lengua extranjera sea exitoso para todas las personas y principalmente para aquellas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad.

 

Quizá se pueda dirigir la mirada hacia aquellos países que están consiguiendo buenos resultados. Uno de ellos lo tenemos bien cerca, Portugal, que, según el último informe EF EPI 2019, es el país que más ha mejorado sus resultados de aprendizaje en inglés como lengua extranjera en los últimos años, a partir de ofrecer una formación inicial y permanente del profesorado, de calidad. Sin olvidar la presencia del inglés en los medios de comunicación, o el hecho que en Portugal todos los programas de televisión y películas se emiten en versión original subtitulada. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación