Linda Djougang. University Times

Hace cuatro años Linda Djougang buscaba en Youtube “qué es el rugby” y hoy se prepara para jugar por primera vez en Twickenham, uno de los estadios más grandes donde se practica el rugby. Este encuentro será, además, muy especial y un paso importante para el rugby femenino ya que el partido entre Harlequins y Leinster será el primero de su clase jugado en el estadio de Twickenham.

Hasta el momento se han vendido más de 70.000 entradas para el evento, pero las puertas se abrirán después del partido masculino para que la gente pueda ver el juego femenino de forma gratuita.

Para la joven de 23 años es otro paso en un viaje que la ha llevado de Douala, Camerún, hasta Rush, Irlanda, un país que ahora representa en el rugby internacional. Para Linda, que llegó a Irlanda a los nueve años sin hablar inglés, ya que su lengua materna es el francés, el deporte siempre fue un lugar de consuelo. Linda estaba buscando una manera de conocer gente, vio un evento de rugby en línea y decidió seguir adelante, aunque no sabía qué era este deporte. Según cuenta la BBC, lo buscó en Youtube y, a pesar de no entender el juego al principio, hoy ya se prepara para jugar en el estadio de Twickenham.

El camino hasta llegar a este acontecimiento no ha sido sencillo para la camerunesa. A la edad de nueve años Linda Djougang nunca había abandonado su ciudad de nacimiento. Dejó a su madre atrás, emprendió el vuelo sola y fue recibida por su padre en Irlanda. Ella describe como aterrador el llegar a Rush, con su idioma, cultura y comida diferentes, pero 14 años después ha representado a Irlanda en el escenario internacional cinco veces.

“Fue difícil encajar. Lo encontré muy desafiante. En el momento en que encontré el rugby, sentí que pertenecía a algún lugar. Sentí que esto es para lo que nací. Puedo ser yo misma jugando este deporte”, menciona Linda en su entrevista a la BBC.

Djougang combina el rugby internacional y provincial con el último año de licenciatura en enfermería en el prestigioso Trinity College Dublin. Esto significa un horario abarrotado, levantarse para las sesiones de gimnasia a las 6 de la mañana con el equipo de Irlanda, antes de acudir a las clases y acabar el día con más entrenamientos.

Linda Djougang muestra a las jóvenes que este es el futuro. Que pueden ir a Inglaterra y jugar. “Estamos haciendo historia y eso es increíble”.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación