Twitter #WOMENSART

Desde el pasado mes de octubre, la sociedad iraquí se está manifestando contra el actual gobierno en una ola de protestas lideradas por las mujeres. En el último mes han decidido pintar los muros de las principales ciudades, mayoritariamente en Bagdad, con emblemas de mujeres diversas, algunas musulmanas, otras cristianas, con distintas formas de vestir y de reivindicar, con el afán de ser más visibles en todo el país, desde la diversidad de cada una.

Los murales pretenden homenajear la fuerza de las mujeres y su papel activo en búsqueda de un futuro digno para ellas y sus hijos e hijas, que también aparecen en algunos murales. Según la BBC las manifestaciones y los murales han permitido a las mujeres crear una comunidad colectiva, reclamar su identidad nacional y reescribir su historia.

A pesar de la dura represión que viven en las protestas, en las que más de 400 personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad, las mujeres no han dejado de unirse al margen de las organizaciones y los grupos políticos, pero sí al lado de hombres que buscan compartir las mismas reivindicaciones.

Las mujeres en los países árabes como Iraq o Afganistán, como ya ha publicado el Diario Feminista, están liderando cambios sociales en beneficio de ellas mismas, pero sobre todo en beneficio de aquellos y aquellas que quizás hoy no se posicionan a su lado. 

A pesar de enfrentar la desaprobación de padres y esposos por temor a su seguridad, las mujeres continúan uniéndose a las manifestaciones, a veces en secreto.

Para las mujeres, que en el pasado han sido descuidadas por los movimientos políticos, la ausencia de una agenda política detrás de las protestas las ha estimulado a participar. Y en una sociedad donde los hombres y las mujeres rara vez han protestado lado a lado, el hecho de que estén trabajando juntos para alcanzar un objetivo compartido es un logro social significativo.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación