Cada vez se invierten mayores esfuerzos en desarrollar actuaciones que contribuyan a crear espacios seguros y contextos de violencia 0 en el deporte. A través de iniciativas como SAFEGUARDS o SAVE, van cobrando mayor visibilidad problemáticas como la explotación y el abuso infantil en los entornos deportivos.

El maltrato infantil en el deporte incluye la explotación y el abuso sexual. La organización Save The Children lo define como la participación de niños, niñas o adolescentes, dependientes e inmaduros, en actividades sexuales que no están en condiciones de comprender, que son impropias para su edad y su desarrollo psicosexual, para las que son incapaces de dar su consentimiento y que transgreden los tabús y las reglas familiares y sociales.

En España, por ejemplo, y según el último Informe realizado por la citada ONG, entre un 10% y un 20% de la población ha sufrido algún tipo de abuso sexual durante su infancia siendo en la mayoría de ocasiones perpetrado por personas de su entorno de confianza.  

Como sociedad no podemos ni debemos permitir que esto siga ocurriendo y son necesarios todos los esfuerzos encaminados a dar soluciones definitivas. Con la finalidad de contribuir a ello, el Centro para la Protección de la Infancia y la Salvaguarda en el Deporte perteneciente a la Universidad de Edge Hill, en Ormskirk, Lancashire, Inglaterra, cuyos estudios han sido considerados por el último Programa Marco de Investigación de Excelencia en Reino Unido como investigación de impacto por su alcance y significado, dirige el proyecto CASES, perteneciente al programa Erasmus+, cuyo periodo de duración comprende desde enero de 2019 a diciembre de 2021 y que consiste en analizar la prevalencia del abuso en el deporte.

En el proyecto participan un total de siete universidades, dos agencias nacionales de deportes y una federación deportiva internacional, con el compromiso de mejorar la seguridad de las niñas y los niños en el deporte y protegerlos del abuso. La Universidad de Amberes, la Fundación Universitaria Balmes, en España, o la Federación Internacional de Atletismo son algunos de éstos organismos.

El objetivo es realizar un estudio científico sobre la incidencia de la explotación infantil y el abuso en el deporte en seis países pertenecientes a la UE y así mismo colaborar con personas supervivientes a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo de dicho proyecto.

El estudio recoge una muestra representativa de aproximadamente 2.000 personas mayores de edad en cada uno de los países socios y aunque se centra especialmente en las experiencias de abuso y explotación sexual, también incluirá otras formas de maltrato y abuso infantil. En cuanto a las y los supervivientes, se están registrando sus relatos contados en retrospectiva con el fin de recoger su experiencia y así realizar un posterior análisis del que se extraerá un informe final en el que se presentará una comparativa de los resultados en los diferentes países. 

En definitiva, a través del proyecto se esperan reunir pruebas y datos sólidos que orienten en qué dirección deben enfocarse las acciones para que garanticen el bienestar, desarrollo y disfrute de la actividad deportiva en la infancia como, por ejemplo, crear recursos educativos adecuados al sector del deporte y que vayan dirigidos a mejorar la comprensión de todas las personas sobre la magnitud y alcance de esta problemática con el fin de desarrollar una conciencia de tolerancia 0 y ejercer el deber y la obligación moral de proteger el bien más preciado y el futuro de una sociedad que es su infancia.





Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación