UNHCR

En el campo de refugiados de Kakuma, en el noroeste de Kenia, las niñas se sienten empoderadas por su reciente pasión por la codificación informática. Cada día en el campamento de refugiados de Kakuma, que alberga a más de 186,000 residentes, ubicado en el árido desierto del noroeste de Kenia, tres chicas con uniformes escolares de algodón a cuadros se reúnen para aprender sobre codificación en la escuela Angelina Jolie. Son algunas de las ciento cincuenta chicas que aprenden computación en la escuela.

El internado para chicas alberga 500 alumnas que han vivido en conflicto durante sus vidas. Por eso, estudiar en el internado es su primera oportunidad educativa para construir un futuro mejor. Gracias al nuevo plan de estudios, las chicas empiezan a soñar con futuras profesiones con las nuevas tecnologías. En el nuevo programa aprenden sobre hardware y software así como diseño que páginas web, videojuegos, HTML y programación.

Gracias a las nuevas tecnologías, según Naciones Unidas de Mujeres las aspiraciones y sueños de las chicas no tienen límite 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación