instagram

Masivas manifestaciones tuvieron lugar este pasado viernes en ciudades de todo el mundo convocadas por el movimiento global de jóvenes Fridays For Future. Su reivindicación, cada día más conocida, protestar contra el problema del calentamiento global y mostrar su preocupación ante el fenómeno del cambio climático. En la convocatoria de Nueva York se encontraba Greta Thunberg, la líder sueca de 16 años, que asistirá a la celebración de la primera cumbre de jóvenes por el clima que celebra la ONU este fin de semana, y a la que el lunes asistirán líderes mundiales. Toda una semana de movilizaciones previstas desde el día 20 hasta el 27 del presente mes.

Según los medios informan, se estima que el movimiento supuso este viernes la movilización de cuatro millones de jóvenes en todo el mundo, lo cual está visibilizando, por una parte, que las nuevas generaciones son un colectivo que participa y se implica por causas colectivas de manera desinteresada y, por otra, cómo las y los jóvenes están llegando a conseguir avanzar en la construcción de un movimiento global que comparte y mantiene en común la proclama de la necesidad de actuar y de exigir medidas contra las consecuencias del cambio climático. Pues, como reivindican, son la generación que más va a sufrirlas, al igual que las que vengan detrás. 

En las convocatorias del pasado viernes mostraron su inquietud de diferentes formas. Por ejemplo, en Burundi un grupo de jóvenes limpió el plástico y basura de las costas del lago Tanganica, cuya polución comienza a preocupar a ecologistas. En diversas ciudades de Brasil se manifestaron con el reclamo de una mayor protección ambiental ante los diversos incendios vinculados a la deforestación de la Amazonía. Como defendía Thunberg en Nueva York, “Somos nosotras y nosotros los que estamos haciendo la diferencia; si nadie actúa, entonces lo haremos nosotras y nosotros”. 

Las convocatorias más numerosas fueron en ciudades como Berlín, Londres y Melbourne, con cerca de 100.000 participantes. En Manhattan asistieron 60.000 personas. Un fenómeno mundial que se podría describir como en algún mensaje de una pancarta se leía en la manifestación de Manhattan: “Como océanos nos levantamos”. 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación