Una de las responsabilidades de los centros de preescolar es evitar los estereotipos de género que puedan limitar el desarrollo, elecciones o aprendizaje de los niños y niñas, dando a todo el alumnado la oportunidad de desarrollar sus habilidades e intereses sin tener en cuenta esos estereotipos. Sin embargo, esta no es para nada una tarea fácil para los profesores y profesoras de esta etapa.

Una de las áreas que más se ve afectada por este tipo de tópicos es la de la tecnología, normalmente considerada como masculina. En esta línea, se ha evidenciado que la literatura puede ayudar o bien a reforzar esta idea o, por lo contrario, a desafiarla. Así, en el artículo Technology in children’s picture books as an agent for reinforcing or challenging traditional gender stereotypes se ha analizado el contenido tecnológico que aparece en las ilustraciones de 180 libros para niños y niñas de entre 1 y 6 años.

Entre los resultados, en muchas de las ilustraciones aparecía la tecnología sin seres humanos. En las que sí salían personas, en cambio, resultaron ser mayoría las ilustraciones en las que los hombres eran creadores y usuarios de la tecnología, reproduciendo así los estereotipos.

A pesar de ello, trabajar con el alumnado desde preescolar estos temas, creando espacios de diálogo, puede ser una manera de desafiar los límites impuestos por los estereotipos.

Si quieres, puedes escribir tu aportación