unsplash

El feminismo condena cualquier acto de violencia, indistintamente de si este es ejercido por parte de un hombre o de una mujer.

El pasado lunes 22 fue detenida en Gasteiz (País Vasco) una chica de 24 años acusada de golpear y agredir a su novio de forma reiterada.

Ante cualquier agresión, las principales investigaciones internacionales recomiendan siempre la solidaridad activa con el o la víctima y el rechazo al o la agresora, lo cual genera entornos en los que las víctimas se atreven a denunciar de forma más segura. Del mismo modo, se considera imprescindible el posicionamiento y la denuncia por parte de la comunidad ante cualquier acto, por pequeño o alejado que parezca. 

Así pues, el caso de Gasteiz no presenta unos hechos aislados, sino que evidencia cómo no por el mero hecho de ser hombres o mujeres rechazamos o ejercemos la violencia, sino que lo que define a las personas es su convicción práctica en una sociedad libre de violencia, indistintamente de su género.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación