La presencia de mujeres en cargo de poder o su falta de presencia suscita uno de los debates más recientes de la agenda científica y social actual. Los datos siguen mostrando más presencia masculina que femenina en los altos cargos, a la vez que cada vez más el número de mujeres en esta posición aumenta. Algunos estudios han analizado la presencia de mujeres directivas en relación al incremento de productividad. 

Este artículo [Female Executives and Perceived Employer Attractiveness: On the Potentially Adverse Signal of Having a Female CHRO Rather Than a Female CFO], publicado en la revista Journal of Business Ethics analiza la influencia de las mujeres ejecutivas en relación a la imagen positiva que esa empresa genera hacia fuera y el tipo de atractivo en el que se convierte para las demás personas, sobre todo para mujeres que buscan dónde emplearse. 

Así, las autoras de este estudio investigan si las mujeres ejecutivas influyen en la percepción del atractivo empleador para las mujeres que buscan trabajo. Se basan en la teoría de la señalización, para argumentar que el personal femenino en puestos de alta dirección puede indicar una señal de justicia organizativa y apoyo organizativo y, por lo tanto, pueden mejorar el atractivo percibido por el empleador. Sin embargo, para este estudio llevaron a cabo un experimento con 357 participantes en el que se llega a indicar que aquellas mujeres que buscan empleo se pueden llegar a sentir más atraídas por una organización con un ejecutivo femenino, que tiene a su vez un cargo no estereotipado [como en este caso, la Oficial Principal de Finanzas (CFO)] en comparación con una organización con un equipo directivo masculino.

A la vez, los resultados del análisis llegaron a mostrar que la justicia organizacional que se percibe llega a relacionarse con el efecto positivo de una mujer que tiene una oficina no estereotipada (CFO) en el atractivo percibido por la persona empleadora, pero el apoyo organizativo percibido no lo hace. Por lo tanto, estos resultados cuestionan la opinión generalizada de que las mujeres en la alta dirección habitualmente ayudarán a atraer a las mujeres que buscan empleo; más bien, sugieren lo contrario cuando se trata de una sola mujer ejecutiva que tiene una oficina femenina estereotipada (como la Directora de Recursos Humanos), lo que incluso reduce la imagen que las personas empleadoras pueden llegar a percibir. 

Secciones: Evidencias

Si quieres, puedes escribir tu aportación