Foente: web Green Sole

GreenSole es un proyecto que nace en la India movido por el bien social que está consiguiendo grandes beneficios en la educación de las niñas y de los niños más necesitados a través del reciclaje de zapatos viejos y la distribución de nuevos. Entre las y los beneficiarios se encuentran escolares de poblados pequeños del interior del país. Hasta el momento, ya han distribuido más de 150 mil chanclas y zapatillas en los estados de Odisha, Assam, Telangana y Uttar Pradesh. Y, en estos momentos, se propone el ambicioso sueño de alcanzar para el año 2023 que todas las personas en la India tengan calzado.  

Sus fundadores, Shriyans Bhandari y Ramesh Dhami, atletas afincados en Mumbai, son los creadores de la empresa cuya infraestructura pretende que todas las personas tengan cubierta  la necesidad básica de calzado para siempre, con una huella de carbono cero. Un proyecto con la apasionada visión de unir la brecha social, económica y ambiental.  

La India es un país donde más de 250 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza, convirtiéndose el calzado en un artículo de lujo.  También para decenas de miles de niñas y niños que no tiene zapatos, lo cual hace que no sea raro ver a niñas y niños descalzos, ya sea caminando hacia la escuela o jugando en campos deportivos improvisados. Una realidad que hace que muchas personas, entre ellas niñas y niños, acostumbren a andar sin calzado, lo cual les expone a lesiones de manera común, o a infecciones como la anquilostomiasis y la elefantiasis, consideradas por la OMS enfermedades tropicales desatendidas.

La esperanza de Green Sole es que la provisión de calzado tenga un impacto en la educación. Pues, una realidad que se da entre las niñas y los niños, es que tratan de no usar el calzado con el fin de conservarlo, al considerarlo como algo muy preciado. Esto presenta graves repercusiones en la asistencia a la escuela. Algo que ya ha empezado a cambiar, como muestran a través de la historia de Radha, una niña de 14 años que a diario camina 4 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta para ir a la escuela, y que, con el calor del verano, en muchas ocasiones le era imposible caminar descalza, lo cual le impedía ir a la escuela. Ha sido a través de la asociación con escuelas y universidades para la distribución de calzado, que Green Sole ha conseguido llegar a muchas niñas y niños.

Otra mejora social que han conseguido, y de la cual se siente muy orgullosos, es la creación de un centro de formación profesional en Jharkhand que forma y capacita a mujeres en el proceso de reciclaje de calzado. Un trabajo que realizan con la colaboración de grandes compañías, lo cual les permite mejorar la vida de más personas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación