Flickr

Como bien es sabido, el uso de los asistentes de voz con inteligencia artificial, tales como el conocido dispositivo Alexa, ha aumentado en los últimos meses. Pero, ¿qué es lo que motiva a las personas a usar dichos dispositivos?

En octubre de este mismo año se publicará el Volumen 99 de la revista científica Computers in Human Behavior y, a pesar de que aún está en proceso, ya se sabe de la existencia de algunos estudios en dicho volumen. Uno de ellos es acerca, precisamente, del comportamiento de las personas ante el uso de los dispositivos con asistencia de voz, regidos por la inteligencia artificial.

Graeme McLean, de la Universidad de Glasgow, y Kofi Osei-Frimpong, de la GIMPA Business School de Ghana, han realizado una investigación al respecto [Hey Alexa … examine the variables influencing the use of artificial intelligent in-home voice assistants, Volume 99, P. 28-37, Computers in Human Behavior]. Según los autores, factores como el uso de voz y el modo manos libres no son suficientes para explicar la motivación de su uso sin precedentes en los últimos meses. Basándose en fundamentos teóricos de las diversas teorías sobre la tecnología, se puso a prueba una muestra de 724 usuarios y usuarias que usaban asistentes de voz en sus hogares para así comprender mejor el porqué de su motivación.

Los resultados mostraron que los individuos estaban motivados por tres factores principalmente: los beneficios utilitarios (de uso), los beneficios simbólicos (que les diferenciaban del resto de tecnologías) y los beneficios sociales proporcionados por el mismo dispositivo. Así que no solamente los beneficios hedónicos son los que incentivan la motivación por el uso de asistentes de voz, sino también los beneficios sociales que aporta.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación