Ayer por la mañana una mujer fue apuñalada presuntamente por su ex-pareja cerca de su puesto de trabajo en La Coruña. En estos momentos sigue muy grave en el hospital. El presunto culpable, después de discutir e increparle, le acuchilló y huyó corriendo en una furgoneta, según los testigos presenciales.

A las 20.00 de la tarde fue detenido gracias a la colaboración ciudadana. Una llamada al 112 puso sobre aviso a la policía. Es gracias a esta colaboración que es posible que el sospechoso no siga libre después de haber cometido tal agresión. 

Una vez más, se constata la gran relevancia del papel que podemos ejercer las personas colaborando en la detención de los presuntos culpables de agresión y, en el caso de la violencia machista, es fundamental. Una sociedad donde sus ciudadanos y ciudadanas colaboran para frenar la violencia es una sociedad más segura y libre para todas y todos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación