La transformación digital, que cubre la ya conocida inteligencia artificial o la adopción del cloud computing (la nube), está cada vez más en auge y por ello las empresas se interesan más en ellas. Uno de sus intereses es, precisamente, qué representan estas Tecnologías de la Información  y la comunicación (TIC) en su presupuesto.

Según Business Insider, el pasado mes de abril la compañía de investigación Gartner realizó un estudio sobre el gasto que suponen estas TIC en todo el mundo. De acuerdo con Gartner, su gasto mundial ascenderá a 3,79 billones de dólares en 2019, que supone, a su vez, el aumento de un 1,1% sobre el año anterior 2018.

Teniendo en cuenta este auge, los y las directivas de las empresas a nivel global deberán ser más estratégicos y equilibrar sus productos y servicios, teniendo también en cuenta una visión a largo plazo si quieren tener éxito en este nuevo estigma que se abre en la época actual. De lo contrario, los grandes mercados irían a la baja.

También los sistemas para centros de datos, según Gartner, experimentarían una disminución anual del 2,8%, así como las compras de dispositivos personales (smartphones, tablets, ordenadores, etc.) con un 1,9% menos que 2018.

Todo ello se debe a la adopción de la nube como herramienta de trabajo por defecto y al uso de la inteligencia artificial. Un nuevo paradigma se está abriendo y, como todo avance, solo hay que saber usarlo bien como herramienta para que nos brinde unos resultados exitosos. Si sabemos cómo usar dichas herramientas, quizá encontremos la fórmula para usarlas también con fines sociales, más allá de los fines lucrativos y generar así un impacto social positivo, individual y colectivo.  

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación