La serie Por 13 razones , estrenada en Netflix hace dos años, ha causado, según el trabajo publicado en Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, un grave efecto llamada al suicidio entre adolescentes. La serie relataba los motivos por los que Hannah Baker decidió quitarse la vida después de años de acoso y bulling. Los productores de la serie pretendían destapar uno de los temas más tabúes de nuestra sociedad, el suicidio y las razones que llevan a él. A pesar de la voluntad, la National Association of School Psycologists afirmaron que la serie podría generar un efecto llamado, aumentando así las tasas de suicidio.

Según los datos, el mes posterior al estreno del programa hubo un aumento del 28’9% de suicidios entre los estadounidenses de 10 a 17 años. Fue el mes con un número de suicidios más alto de los últimos cinco años y el resto del año hubo 195 suicidios más de lo esperado si se hubieran mantenido las tendencias históricas.

Mientras que los realizadores de la serie esperan contrastar los datos con otras investigaciones, investigadores en los campos de la educación y la psicología advierten de las graves consecuencias que pueden tener para la ciudadanía los contenidos que se emiten en los medios de comunicación, especialmente cuando no se pone el objetivo en la prevención sino en el posible escándalo que el problema pueda suponer, afirmando que no es tan relevante el tema sino la forma cómo tratarlo si verdaderamente se pretende hacer un trabajo de incidencia social educativa.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación