Comprender los programas efectivos para la protección de la infancia y las familias afectadas por la violencia es uno de los desafíos más urgentes para la construcción de sociedades pacíficas e igualitarias en territorios que han sufrido un conflicto armado. The Evaluation Fund. Reducing Violence Against Children es un fondo de evaluación lanzado en 2011 para reforzar las valoraciones de los programas de prevención de la violencia en la infancia en los países de medianos y bajos ingresos. Establecen que una actuación crítica consiste en aumentar la información sobre lo que funciona y lo que no está funcionando y en utilizar esta documentación para elaborar las políticas y programas eficaces para la prevención de la violencia. El Programa Internacional de Desarrollo Infantil (ICDP, por sus siglas en inglés) ha analizado evidencias de cómo el apoyo a las familias que viven situaciones de conflicto con niveles extremos de pobreza, desempleo, crimen y violencia, puede jugar un papel crucial en la reducción del uso del castigo físico contra la infancia. Las primeras evidencias de éxito que se han difundido se suceden en la región de Chocó, Colombia, que ha disminuido hasta la mitad su índice de violencia en la infancia. 

La violencia contra la infancia ocurre en comunidades, escuelas y hogares, tanto en familias ricas como en pobres, y en todos los países del mundo perjudica el desarrollo de las comunidades en general. Cuando se fundó el Fondo de Evaluación en 2011, gran parte de la base de evidencia sobre cómo prevenir la violencia contra la infancia se había desarrollado en países de altos ingresos y en entornos occidentales. Se propusieron abordar esta brecha también en territorios de bajos ingresos. Actualmente han sido financiados 17 proyectos de investigación en 16 países sobre los que el próximo año se publicarán las conclusiones.

Chocó es una de las áreas más afectadas por el conflicto armado en Colombia. Es una de las regiones menos desarrolladas del país con un alto índice de violencia, en que un 99%, de las personas educadoras la usan para imponer la disciplina. El Programa Internacional de Desarrollo Infantil (ICDP) para padres y madres ha conseguido una reducción de la violencia en un 40% en tan solo 6 meses de aplicación.

El ICDP está liderado por un equipo de investigación dirigido desde la Universidad de Oslo y en colaboración con la University College de Londres y la Universidad de Chocó y el Instituto de Bienestar Familiar. Los participantes son 176 familiares de niños y niñas de entre 3 y 4 años de edad, alumnos de centros infantiles. Las personas responsables de la aplicación del programa organizan reuniones semanales abiertas a todas las personas educadoras de la localidad, durante un período de 12 semanas. En estas reuniones se trabaja con la familia cómo mejorar las condiciones sociales, culturales y ambientales necesarias para el desarrollo de la infancia sin violencia. Las familias completaron cuestionarios sobre el castigo corporal, la violencia en la pareja, la violencia en la comunidad y la salud mental al inicio y a los seis meses de seguimiento. Esta información sirvió para comprender la efectividad del programa para la protección de la infancia y las familias afectadas por la violencia.

A pesar de las dificultades sociales y la falta de recursos de las comunidades, que han supuesto barreras en el acceso a la recogida de la información, esta primera evaluación de la evidencia anuncia que el ICDP puede ayudar en Colombia y en otros países a ofrecer a la infancia vidas libres de violencia e imaginar cómo ir construyendo sociedades pacíficas e igualitarias.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación